CÓMO LOS HACKERS DE PUTIN BUSCAN MANIPULAR DE NUEVO LAS ELECCIONES EN EU

Rusia mantiene su “granja de trolls”, la fabulosa maquinaria para manipular la información en las redes sociales, así como sistemas públicos y privados, por un precio muy modesto. De acuerdo a lo revelado por el Kremlin, su presupuesto es de 1,25 millones de dólares al año.

Una suma insignificante si se tienen en cuenta los enormes beneficios que trajo a la política exterior del gobierno de Vladimir Putin. Oficialmente, se conoce a esa “granja” como Agencia de Investigación de Internet (IRA) y tiene su sede en San Petersburgo. Su más notable golpe fue la manipulación de las elecciones estadounidenses de 2016. 

Los hackers lograron imponer la imagen de un presidente aparentemente pro-ruso en Donald Trump, propinar una humillante derrota a Hillary Clinton (a quien el presidente ruso Vladimir Putin siempre detestó) y, sobre todo, exponer la disfuncionalidad de la democracia estadounidense. Y todo indica que el IRA lo está intentando otra vez en estas elecciones en las que Trump enfrente al demócrata Joe Biden.

Incorregible

Related posts