La internacionalización permite a la BUAP conectarse con el mundo

Al dar la bienvenida a 427 estudiantes de movilidad del periodo otoño 2019, cantidad sin precedente en la Institución, el director de Educación Superior, Antonio Lucio Venegas, destacó que la internacionalización permite a la BUAP conectarse con el mundo y asimilar una manera de pensar y actuar frente a los desafíos contemporáneos que surgen de la migración, el avance tecnológico, los conflictos políticos y la ampliación de los mercados.

          Ante jóvenes entusiastas que ondearon las banderas de sus países, informó que en este periodo la BUAP recibe a 261 extranjeros provenientes de 20 naciones y 166 mexicanos, con lo cual se mantiene la tendencia creciente del programa, ya que de 2018 a la fecha el número pasó de 407 a 427 alumnos, y posiciona a la Institución como uno de los principales destinos de movilidad.

           Los contingentes más numerosos son 79 colombianos, 60 españoles, 23 alemanes y 21 franceses; así como 29 sinaloenses, 15 chiapanecos y ocho oaxaqueños. Además, 262 alumnos de la Máxima Casa de Estudios en Puebla realizan en este momento estancias académicas en 22 países y 56 más en otras universidades del país.

          En su intervención, Odorico Mora Carreón, director General de Desarrollo Internacional, resaltó la importancia de las universidades como entes transformadores del entorno y formadores de líderes. “Se tiene un mundo cada vez más complejo, por eso los jóvenes tienen como reto la transformación social del mismo”.

          En este cometido, indicó que las instituciones de educación superior son espacios que les permiten conocer otros países y culturas, a través de la movilidad estudiantil. “Gracias por elegir a la BUAP como un espacio para transformar su vida, para salir de su zona de confort. Aquí van a encontrar amistad sincera. Bienvenidos a una institución llena de historia”.

            En esta ceremonia realizada en el Salón Barroco, del Edificio Carolino, Antonio Lucio Venegas también resaltó que la internacionalización brinda a los jóvenes la oportunidad de desarrollar competencias blandas, que destacan la importancia del trabajo en equipo, las habilidades lingüísticas, la comunicación, creatividad, responsabilidad, compromiso y las actitudes proactivas para resolver problemas y generar ideas innovadoras.

          En la actualidad estas habilidades son las que más demandan las empresas y gobiernos, ya que conllevan un fuerte contenido de valores humanos, tales como la honestidad, tolerancia y el respeto a las diferencias entre todos los ciudadanos del mundo, refirió.

          Un aspecto novedoso del programa en este año será la creación de un nuevo acervo en la Biblioteca Central Universitaria. Cada uno de los estudiantes de intercambio donará un libro representativo de su país o universidad, con los cuales se creará una sección internacional en la Biblioteca Central Universitaria. Lo anterior posibilitará a nuestra comunidad la consulta de información en la toma de decisiones, para realizar estudios en otras universidades.

Related posts