Otorga BUAP primer licenciamiento a la empresa Pulsis Patent para la comercialización de Nanoderma

Hoy la innovación e investigación aplicada que se genera en la BUAP rinde frutos, aseguró el Rector Alfonso Esparza Ortiz al firmar el convenio del primer licenciamiento exclusivo entre la Universidad y la empresa Pulsis Patent S.A de C.V., para el uso, explotación y comercialización de Nanoderma, un talco cicatrizante para heridas de pie diabético, desarrollado por los investigadores Miguel Ángel Hernández Espinosa, Martha Alicia Salgado Juárez y Fernando Fernández Aldana.

          “Esta colaboración empresa-universidad es un ejemplo en nuestro país de la incursión de una institución de educación superior en el desarrollo de productos farmacéuticos, así como de la confianza que tiene la industria en comercializar un invento universitario, en un mercado altamente competitivo”, destacó Esparza Ortiz.

          El Rector de la BUAP agradeció al presidente del Consejo de Administración de la empresa Pulsis Patent, Ernesto Álvarez Tostado Blanco, por la confianza en la Universidad. Recordó que la patente para este producto fue otorgada en marzo de 2018 por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), y en septiembre de ese mismo año se obtuvo el registro sanitario ante la Cofepris, lo que permitió que las gestiones que se iniciaron hace cuatro años con Pulsis Patent culminen con este convenio.

          Alfonso Esparza destacó el trabajo científico del doctor Miguel Ángel Hernández Espinosa, la maestra Martha Alicia Salgado Juárez y el doctor Fernando Fernández Aldana, académicos del Departamento de Investigación en Zeolitas y de la Facultad de Ciencias Químicas, quienes descubrieron este proceso para producir el talco que regenera las heridas del pie diabético.

          Añadió que Nanoderma genera un impacto social porque pone al servicio de la población un producto altamente eficaz para el tratamiento del pie diabético, de ahí que este éxito evidencie la trascendencia de ampliar la vinculación entre la universidad y las empresas, a través de la transferencia de tecnología y conocimiento innovador.

          Nanoderma se constituye así como un producto con componentes como el extracto de la planta Tournefortia, capaz de cicatrizar el tejido, además de zeolitas, un mineral con propiedades de absorción de humedad. Estos compuestos en conjunto activan la recuperación de los vasos sanguíneos y la regeneración de los tejidos, evitando que las heridas se agraven y no sea necesaria la amputación de las extremidades.

          Por su trascendencia, este proyecto de investigación recibió desde un inicio apoyo del Conacyt y de la Secretaría de Economía, y desde hace varios años se ha trabajado ─a través de la Dirección de Innovación y Transferencia del Conocimiento  (DITCo) de la BUAP─, porque se convierta en un producto que impacte de manera exitosa en la salud de los pacientes.

          Por su parte, Ernesto Álvarez Tostado mencionó que la empresa que representa mantiene el compromiso de llevar productos de alta calidad al mercado, que se sustentan en la ciencia y la investigación que se genera en México.

           “Hay múltiples factores de porqué en México se patenta muy poco, lo que no significa que no exista investigación formal y de calidad, es por eso que Pulsis Patent se crea con la intención de buscar la ciencia creada en universidades mexicanas, especialmente en el área de la salud, para llevar sus desarrollos al mercado, lo que representa un trabajo donde se conjuntan talentos que buscan un nivel de desarrollo más alto. Esta alianza da mucho más porque al llegar el producto al mercado puede evitar que una persona llegue a perder una extremidad y eso es algo que vale mucho”.

          Indicó que como empresarios tienen mucha confianza en Nanoderma, un producto que calificó como innovador, ya que funciona en seco, a diferencia de lo que tradicionalmente se vende en el mercado para las heridas de pie diabético. Esta característica, dijo, es lo que precisamente hace que tenga resultados mucho más rápidos y efectivos.

           “Esta alianza nos entusiasma porque llevaremos a Nanoderma a todos los anaqueles de las farmacias y hospitales, buscaremos ser parte de esta transferencia de conocimiento y esperamos que este licenciamiento permita seguir impulsando la investigación que se genera en la Universidad”, refirió el representante de Pulsis Patent.

          A la firma de este convenio celebrado en el Salón de Protocolos del Edificio Carolino, también asistieron el doctor David Eduardo Pinto Avendaño, director General de DITCo, Guillermo José Ruiz Argüelles y la Abogada General, Rosa Isela Ávalos Méndez, quien señaló que esta alianza está ligada a una estrategia institucional que determina el aprovechamiento de los derechos que se generan por propiedad intelectual y que forman parte del patrimonio de la Universidad, todo esto con la intención de formar y apoyar investigadores aptos para la generación y aplicación del conocimiento científico y tecnológico.

Related posts